sábado, 22 de abril de 2017

¿Quién eres tú?

No es signo de buena salud
el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma.

Jiddu Krishnamurti

El ser humano necesita sentirse aceptado, querido, pertenecer primero a su familia y, después, a la sociedad en la que vive. Por eso, para calmar su miedo al rechazo, se somete, se conforma, se subordina. Primero a los deseos de sus padres y más tarde a los del mundo.

martes, 28 de marzo de 2017

CASOS REALES: Cosas que no te dije

Para José Luis, el Tamariz de la Psicoterapia

por Ana S.


(Foto cedida por Olga)

Sí, ya sé que no te va a gustar nada la idea y que a lo mejor te enfadas conmigo. Pero una de las cosas que aprendí contigo es que tengo que hacer siempre que pueda lo que me pida el cuerpo, y a mí el cuerpo me lleva pidiendo hace tiempo contarle al mundo lo que viví contigo y lo que te debo. Lo tendría que haber hecho antes, pero me daba vergüenza y he necesitado tiempo para entender y atreverme a escribirlo y enviárselo a Olga para ver si me lo quiere publicar.

martes, 21 de marzo de 2017

Los vínculos son la clave

Casi todos los problemas emocionales que conocemos (ansiedad, miedos, tristezas, inestabilidad, adicciones, problemas alimenticios, de personalidad, etc.) podemos verlos, en mi opinión y si los analizamos a fondo, como expresiones de ciertos trastornos más profundos y determinantes, que podríamos llamar trastornos del vínculo. En los seres humanos, como mamíferos que somos, todo lo bueno y todo lo malo nos llega siempre desde el exterior y sólo podemos incorporarlo a través de los lazos psicoafectivos que establecemos primero con nuestros padres y, posteriormente,  con otras personas de nuestro entorno más íntimo. Ahora bien, ¿qué sucede si dichos lazos están dañados?

miércoles, 1 de marzo de 2017

CASOS REALES: Correr para no sentir

(Fragmento de un diario personal)

por Dron D.

Para Olga, con mi agradecimiento.
El nuevo Dron D. que ya no necesita fingir.

Ya vale de negarlo si es la puta verdad. Me dedico a hacer de todo para no hacer lo que realmente importa. En este sentido soy un yonki cualquiera. Un loco, un hipercinético que en el fondo sabe que, si se queda parado, aunque sea un segundo, aunque sea un milisegundo, no podrá continuar. Hago todo porque, en realidad, no quiero hacer nada. Porque no me gusta el mundo, porque no me gusta la gente, porque no sé amar y el amor de los otros me agobia.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Cómplices necesarios

Nada es lo que parece. En todas las noticias de televisión, en los sucesos domésticos, en el maltrato infantil, etc., siempre parece haber un único "malo" -el maltratador, el delincuente- y muchos "buenos" que se horrorizan de sus acciones. Pero, si lo pensamos detenidamente, ¿pueden los malos obrar completamente solos? ¿Pueden realmente hacerlo, cuando sus crímenes son innumerables y durante años, sin algún tipo de conocimiento, ayuda y encubrimiento por parte de otras personas? ¿Cómo sería posible una cosa así en un mundo tan profundamente interrelacionado como el nuestro? ¿Dónde está el truco? ¿Cómo sucede? En las terapias con  adultos víctimas de maltrato infantil (físico, emocional o sexual) la verdad se descubre pronto.

miércoles, 18 de enero de 2017

¿Padres o colegas?

Actualmente existe la creencia de que los padres tienen que ser "amigos" de sus hijos. Y quienes lo consiguen presumen de ser familias "democráticas", de tratarse de igual a igual... Pero muchos sabemos que esto no es lo adecuado. Que los niños necesitan, además de afecto y cuidados, normas, límites, adultos de referencia capaces de ofrecer seguridad, contención y guía. Pero hoy la sana autoridad, que la mayoría confunde con autoritarismo, está mal vista. Todo tiene que ser "horizontal", todos pretendemos ser iguales, nadie manda, nadie obedece, todo tiene que decidirse "en común"... Por eso muchos padres, amparados en este marco ideológico "moderno", renuncian a sus responsabilidades parentales (que no siempre son fáciles, agradables ni divertidas) y se hacen "amigos" de sus hijos.